• Tienda de colchones Las Palmas
  • info@sleepzone.es

928 987 035

El Verano en Canarias tiene infinitas cosas buenas. Los días son más largos y las noches muy agradables; podemos disfrutar del mar, su brisa y sus aromas. Nos bronceamos y descansamos con lo que nuestro rostro y cuerpo lo reflejan…

Sí, dormir es un gran placer, pero cuando las temperaturas suben demasiado el descanso se hace un poco más difícil. Además, el verano suele sumar el hecho de que quizá no duermas en tu cama habitual y que las condiciones de climatización de la habitación en la que te encuentres no sean las ideales o tal vez un poco imprevisibles.
La consecuencia es una gran dificultad para conciliar el sueño.

En noches especialmente calurosas, tu cuerpo luchará más intensamente por regular su temperatura. Y es que cuando pasamos calor al dormir comenzamos a dar vueltas y vueltas en la cama, sudamos o nos movemos con frecuencia, incapaces de dormir profundamente. Esto provoca que perdamos horas de sueño, o incluso que pasemos las noches en vela por el calor y terminemos durmiendo en la playa, la piscina o la siesta. Es decir, fuera de hora y alterando nuestra rutina de sueño y es aquí cuando aparecen el cansancio y/o el mal humor…

Como consecuencia de ello tu experiencia de sueño no será la óptima. Por ello, en las tiendas especialiadas en descanso en Gran Canaria Sleep Zone recopilamos los siguientes consejos básicos que te ayudarán a capear el calor de verano y, esperamos, te ayudarán a descansar un poquito mejor las noches que el calor apriete.

POCA LUZ

Cuando dormimos liberamos naturalmente varias sustancias y hormonas. Una de ellas, la melatonina, es la que avisa a nuestro cuerpo que es hora de dormir. Biológicamente estamos diseñados para dormir en condiciones de poca o ninguna luz y, además, en verano las noches son más cortas… Así que si quieres descansar mejor apaga todas las luces.

NO COMAS MUCHO
La relación entre la alimentación y el sueño es muy directa y se ha hablado a menudo de ello. La buena alimentación consiste en hacer las 5 comidas al día en sus justas medidas calóricas. Así pues, al igual que no es recomendable ir a dormir con el estómago vacío, tampoco lo es ir después de una comilona. En cuanto a alimentos más o menos saludables hay algunas discrepancias en las opiniones de los expertos, pero la mayoría suele coincidir en recomendar evitar bebidas estimulantes por la noche (café, té, etc.) y controlar el consumo de grasas y azúcares.

HIDRÁTATE
Sí, para dormir bien en verano también es importante hidratarse. El calor y la sequedad ambiental producen deshidratación fácilmente en esta época del año. Ten en cuenta que cada día deberías ingerir unos 2-2,5 litros de agua (entre la que bebes y la que consumes a través de los alimentos). Por ello, el hecho de llevar un vaso de agua y beber un poco antes de ir a dormir también te ayudará a dormir mejor. Tomar un vaso de agua justo antes de ir a dormir es un buen truco para prevenir la deshidratación nocturna. Además, si te hidratas bien durante el día evitarás también sufrir migrañas y dolores de cabeza.

UNA DUCHA REFRESCANTE

Bajar la temperatura del cuerpo poco antes de acostarnos es otro buen truco para tratar de dormir frescos durante toda la noche. Puedes conseguir el mismo efecto, es decir el reducir la temperatura corporal, colocando una bolsa de agua fría dentro de la cama o colocando un paño húmedo en la parte de la nuca.

DEPORTE CON MODERACIÓN
En verano solemos tener más horas libres, de modo que lo idóneo sería realizar cualquier tipo de actividad física en las primeras horas del día. Porque hace menos calor y porque así, cuando llegue el momento de irnos a dormir, estaremos relajados y no con las revoluciones en marcha.

AIRE ACONDICIONADO SÍ, PERO CON CONTROL
Es nuestro gran aliado en las noches calurosas, pero rendirnos al aire acondicionado también puede volverse en nuestra contra: provoca dolores de cabeza, de garganta y/o algún que otro resfriado. Lo mismo, con los ventiladores. Intenta programarlo para que esté funcionando durante un rato, pero no lo dejes toda la noche encendido, así conseguirás dormirte con sensación de frescor, pero no pasarás frío.

ELIGE BIEN EL PIJAMA
A la hora de dormir, no importa si es invierno o verano, la ropa que escogemos debe ser holgada y cómoda, que facilite nuestros movimientos y no nos moleste mientras dormimos. En verano debemos añadir, además, la premisa de que sea fina y ligera.

ESTABLECE UNA RUTINA

Es un clásico del verano, algunos días nos quedamos despiertos hasta bien entrada la noche y otros nos da por acostarnos muy pronto para aprovechar el día siguiente. Estos desajustes –por pequeños que sean– confunden al organismo, que no sabe cuándo prepararse para conciliar el sueño. Sabemos que estás de vacaciones, pero trata de establecer una rutina de sueño, te ayudará a dormir mejor.

VENTILA
Si la habitación donde vas a dormir ha estado cerrada y acumulando calor no descansarás nada bien. Recuerda abrir las ventanas en los momentos sin sol e intenta ventilar al máximo la estancia. Por otro lado, no se ha demostrado que dormir con aire acondicionado sea perjudicial para la salud, pero un uso adecuado de este debería permitirnos justamente evitar el recalentamiento de la estancia durante el día para poder dormir sin conectarlo.

COLCHÓN Y SÁBANAS FRESCAS

No solemos otorgarle la importancia que tiene, pero el material que elegimos para dormir también influye en nuestro sueño. Influirá mucho en tu descanso el tener un colchón cuyos materiales no se vean afectados por cambios de temperatura externa (por ejemplo la viscoelástica Supraterm que incorporan algunos de los modelos de la gama Multisac Micro de Sonpura).

También puedes encontrar en las tiendas Sleep Zone tu colchón con tratamiento frío y no pasarás más calor durmiendo. Sistema Japonés patentado Climacool. Disponible para toda la gama Transpiral Premium de Moraplex.

Y, además, por contacto directo con tu piel, ayudará mucho que evites las sábanas sintéticas y utilices sábanas de fibras naturales como el algodón o el lino, que son mucho más frescas y no se te pegarán a la piel. La gama Termo-reguladora de Velfont® cuenta con la tecnología Outlast® que logra amortiguar los cambios de temperatura absorbiendo el exceso de calor cuando el organismo lo necesita. Una gama completa y exclusiva de ropa de cama inteligente, capaz de autorregular la temperatura durante el descanso.

Disfruta del verano y descansa.

Ven a comprar tu nuevo colchón, almohada, protector de colchón o funda de almohadas Velfont a las tiendas de colchones en Las Palmas especialistas en descanso. Conoce nuestra oferta de cubrecolchones y colchones en Gran Canaria, con tiendas muy cerca de usted donde comprar tu cubrecolchón, sábanas, fundas de colchón, edredones, almohadas, colchones, bases tapizadas, canapes abatibles, somier articulado, sofás cama y complementos para el descanso.
Gran stock exclusivo con precios de fábrica. ¡Visítanos!

Ahorra al comprar cualquier producto termo-regulador para tu descanso en Las Palmas en las tiendas Sleep Zone, somos especialistas en la venta de colchones, almohadas, bases, somieres y protectores de colchones. Consulta las últimas ofertas, contáctanos Tlf. 928 987 035