• Tienda de colchones Las Palmas
  • info@sleepzone.es

Juegos de cama, colchas, fundas y Granfoulard de Bassetti

Descubre en las tiendas de ropa de cama en Las Palmas Sleep Zone la nueva colección de ropa de cama compuesta por colchas, fundas de cojín, y granfoulard Bassetti. Productos elaborados con tejidos de calidad, con un diseño innovador y un estilo moderno, para vestir la casa de imaginación, estilo y creatividad, para el placer

Gran liquidación de sábanas y fundas nórdicas Nicoleta

Gran liquidación de stock de ropa de cama Nicoleta. Sábanas, fundas nórdicas, fundas de almohadas y otros productos correspondientes a últimas unidades disponibles en stock. La liquidación de la marca Nicoleta es excepcional y dura hasta fin de existencias. ¡Ven a visitarnos! Acércate a la tienda Sleep Zone Premium* en Maspalomas y aprovéchate de esta

Ropa de cama y almohadas Velfont

Aprovecha para comprar edredones nórdicos, sábanas, fundas de colchón, protectores, cubrecolchones, sobrecolchones toppers, fundas de almohada entre otros complementos de cama en las tiendas Sleep Zone, en todas nuestras tiendas de colchones en Gran Canaria. Aprovéchate de precios en ropa textil Velfont con grandes descuentos, además de encontrar ofertas en nuestra gran selección de colchones,

Consejos para dormir bien en verano

El Verano en Canarias tiene infinitas cosas buenas. Los días son más largos y las noches muy agradables; podemos disfrutar del mar, su brisa y sus aromas. Nos bronceamos y descansamos con lo que nuestro rostro y cuerpo lo reflejan… Sí, dormir es un gran placer, pero cuando las temperaturas suben demasiado el descanso se

Descansa a tu temperatura de confort con la ropa de cama Velfont

Mientras duermes, nuestra ropa de cama regula tu temperatura.Dormir en verano se convierte, para muchos, en misión imposible. Confía en nuestra tecnología y preocúpate sólo de descansar como te mereces. Te tapas: ¡qué calor!. Te destapas: ¡qué frío!. Te tapas: ¡qué calor!. Te destapas: ¡qué frío!… ¡La tecnología termo-reguladora de la NASA puede ponerle freno